El Castillo de Torre Baró

El castillo de Torre Baró, no confundir con la torre del Baró,  se ha consolidado como uno de los símbolos del distrito de Nou Barris.  Recientemente el castillo se ha reformado para convertirse en mirador y en uno de los puntos de información de la sierra de Collserola

La historia completa del castillo de Torre Baró es todavía una incógnita y hará falta una larga tarea de investigación para llegar algún día a poder determinarla.

 

TB                                                          Castillo de Torre Baró

Se tiene constancia que los terrenos en los que se construyó el castillo pertenecían al antiguo término municipal de San Andrés del Palomar y concretamente a la partida de la cuadra de Vallbona. Esta finca tenía una extensión de 215 hectáreas, es decir  2.159.356 m2. Para hacernos una idea del tamaño de esta finca, los actuales barrios de Vallbona y Roquetas suman un superfície total de 2.366.000 m2.

La baronía de Pinós era la propietaria de la finca que alcanzaba los lindes de Montcada y Reixac donde, más o menos, estaría la actual estación de tren y, en este punto, construyó un magnífico edificio.

El Barón que con su torre dio nombre a toda la zona, apoyó durante la guerra de sucesión al Archiduque Carlos y evidentemente al finalizar la contienda sufrió la venganza del rey Borbón y, como consecuencia, el edificio fue destruido pero en 1797 se volvió a levantar una segunda torre.

El 30 de octubre de 1869, a causa de los problemas económicos de la familia de Pinós, que poseían los títulos nobiliarios de marqués de Santa María de Barberá y marqués de la Manresana, se subastó la heredad pero no apareció nadie dispuesto comprarla.


nevada 62 nou barris desde ateneu                          Imagen del Castillo de Torre Baró en la nevada de 1962

Posteriormente, el 30 de marzo de 1871, se volvió a subastar y fue cuando Carlos Edmundo Sivatte y Vilar ofreció la cantidad de 117.412 pesetas por ella, un precio muy por debajo de lo que se valoraba, que era de 176.113 pesetas. A pesar de hacer el menor ofrecimiento, al ser el mejor postor, el conjunto fue vendido a Carlos Edmundo Sivatte, Marqués de Vallbona, el cual desarrolló frente a la torre una inmensa huerta que acabó adoptando el nombre de Vallbona.

El 18 de marzo de 1873 se firmó la compraventa entre los creditores de Pinós y Carlos Edmundo de Sivatte donde se incluyó la desaparecida masía de la Torré del Baró que fue destruida en 1967 al construirse la Avenida Meridiana. Dicha masía, a pesar de tener todos los títulos y protecciones arquitectónicas, fue derruida sin escrúpulos para la construcción de la actual carretera C-58.

El barcelonés Carlos Edmundo de Sivatte Vilar era hijo de un soldado francés que llegó a Barcelona durante la guerra contra Napoleón y al finalizar ésta se estableció en Barcelona.

En 1864 se casó con la cubana Mercedes Llopart Xiqués que tenía raices catalanas. La pareja tuvo tres hijos: Carlos Edmundo, Manuel María y Mercedes.

El 7 de diciembre de 1897 murió Carlos Edmundo y heredó la propiedad del castillo de Torré Baró su hijo Manuel de María Sivatte y Llopart. El 20 de abril de ese mismo año se había firmado el decreto por el que cual muchos de los pueblos próximos a Barcelona, entre ellos San Andrés del Palomar, quedaban incorporados a la ciudad de Barcelona.

La familia de Manuel Sivatte estuvo muy vinculada al Carlismo. De hecho el rey Carlos VII, rival de Isabel II al trono de España, concedió a Sivatte los títulos nobiliarios de marqués de Villalba y marqués de Vallbona recordando el nombre de su propiedad.

El 26 de marzo de 1904, Manuel Sivatte constituyó  la empresa denominada “Compañia de Urbanización de las alturas y extensiones de Horta-Las Roquetas” con el objetivo de construir una ciudad jardín en su finca de Torre Baró.

Gracias a este proyecto se construyó la carretera Alta de las Roquetas y se inició la construcción por parte del arquitecto Josep Torres Argullol de lo que debería ser un hotel y hoy se le conoce como el castillo de Torre Baró, pero el fracaso de este proyecto de ciudad jardín significó la paralización de las obras y que el hotel quedara finalmente inacabado.

torre baró_dibuix                                             Dibujo de Torre Baró por Barcelonink

A parte de esta historia más contrastada hay varias leyendas acerca de la construcción del castillo, como la que indica que el mismo se construyó para sanar a un hijo enfermo con tuberculosis de Manuel de Sivatte.

Durante la Guerra Civil el castillo de Torre Baró fue ocupado por los soldados republicanos para instalar baterías antiaéreas y al acabar la Guerra Civil, éste fue utilizado durante un breve periodo como campo de concentración.

En julio de 1983 se celebraron en el castillo diversas reivindicaciones culturales y acampadas para pedir la rehabilitación del mismo.

No fue hasta el 1992 que se consiguió su catalogación como bien cultural.

punto informacion                                         Punto de información y espacio expositivo

Finalmente el pasado mes de noviembre de 2014 y tras una rehabilitación integral se ha abierto el castillo de Torre Baró como equipamiento abierto al público e incluye un espacio expositivo y de divulgación histórica, un punto de información del Parque Natural de Collserola y un mirador a la ciudad. Éste puede ser visitado los martes y jueves de 10 h a 13 h, sábados de 10 a 17 horas y domingos de 10 a 14 horas.

One Thought on El Castillo de Torre Baró

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X