El nacimiento de la Vía Layetana

En 1856, dos años después de que fueran derribadas las murallas medievales que ahogaban la Barcelona antigua, Ildefonso Cerdà llamó a las puertas de las casas para preguntar sobre  las condiciones de vida de los vecinos de Ciudad vieja. Son precisamente estas conclusiones tan elocuentes a las que llega (la esperanza de vida en el barrio del Born no llega a los40 años) las que explican su proyecto de reforma y ensanche para el plan de Barcelona,
​​como solución a los problemas de la gran densidad y malas condiciones higiénicas de la vivienda en Ciudad antigua.

ViaLaietana.linea

Una vez hecha el ensanche, Barcelona se quedó sin dinero y de todos los proyectos urbanísticos higienistas que Cerdà había proyectado sólo la reforma de la vía layetana, que suponía abrir una nueva vía que uniera la calle Pau Claris con el mar, se llevó a cabo. Como quedó patente esta reforma llegó tarde y mal. Las dificultades de su realización y la densidad de los edificios pantalla, que mantenían escondida la ciudad romana, no eran un buen punto de partida.

via laietana santa maria mar

La operación que la hizo posible se gestó en 1901 con la entrada en el Ayuntamiento de Barcelona de concejales de la Liga Regionalista, y con el apoyo de los concejales republicanos. El saneamiento de la zona fue justamente uno de los objetivos que impulsaron su apertura. Junto a este argumento se conjugaron otros tres: la necesidad de conectar el área urbana de la ciudad con el puerto, escenario principal de la actividad económica del momento; la voluntad de convertirla en un área de negocios, y el deseo de crear un centro histórico monumental.

De la visión higienista y humana que había proyectado Ildefonso Cerdà se pasó a un proyecto en el que se priorizaba la economía y el tráfico rodado.

Para construir la nueva vía layetana se usó como proyecto urbanístico el plan bajeras aprobado formalmente. Se encargó el estudio del impacto de las obras sobre sus entornos a los arquitectos  Lluis Doménech y Montaner (entre la plaza de Antonio López y la plaza del Ángel), Josep Puig y Cadafalch (entre plaza del ángel y la calle San Pedro más bajo) y Ferran Romeu (entre la calle San Pedro más bajo y la plaza Urquinaona).

via-laietana-Tabula rasa

La financiación del proyecto de construcción de la vía layetana vino por parte del Banco Hispano Colonial que vendió bonos a particulares para obtener los fondos para financiar los trabajos. Aparte este banco se llevó su correspondiente comisión, el 50% de los beneficios de la venta de los solares expropiados. Expropiados por la Ley de Expropiación Forzosa de 1879, con el artículo 29 modificado 1904.

Se destruyeron 270 edificios en total, 2000 viviendas y 10.000 personas se quedaron en la calle, sin que el ayuntamiento tuviera intención de ubicarlos en otro emplazamiento. Es decir los que se encontraban de alquiler se fueron a la calle sin compensación ni ayuda alguna, a la vez que a la nueva vía se levantaban nuevas edificaciones y los propietarios podrían conseguir una rentabilidad mucho más alta.

FOTO-1_VIA LAIETANA (Medium)

Las obras empezaron «oficialmente» el 10 de marzo de 1908, cuando el Rey Alfonso XIII, dio un simbólico golpe de piqueta en un edificio de la calle Ancha para dar inicio a las obras (donde actualmente se encuentra el edificio de Correos) .

Entonces a esta nueva vía se la conocía como Gran Vía A. Más tarde y de la mano del historiador Carreras Candi esta vía recibió el nombre de Vía layetana en honor a los primeros habitantes íberos de la zona, los layetanos.

alfonsoXIII ceremonia comienzo obras reforma

La apertura de la Vía Layetana supuso grandes cambio en los barrios que ahora ocupa, y en sus habitantes pues desaparecieron un total de 85 calles.

calles desaparecidas en via leietana

La construcción de la vía layetana significó la remodelación de la zona, que se dotada de alcantarillado y túneles que posteriormente se emplearían en la construcción del metro de Barcelona. El Ayuntamiento se encargó de desplazar edificios emblemáticos como los del gremio de los caldereros y zapateros o el claustro gótico de Santa María de Jonqueres, que fueron transportados piedra por piedra hasta la plaza San Felipe Neri y la iglesia de la Concepción en el Ensanche respectivamente.

tuneles-Via-Layetana

La vía layetana que debía cumplir la función de ser un centro de negocios, se convirtió en la sede de corporaciones empresariales catalanas con el Fomento del Trabajo Nacional, el edificio de la arrendataria de Tabacos o la Caja de Pensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X