Frisos del Colegio de Arquitectos de Cataluña

El arquitecto que ganó el concurso para la construcción del edificio corporartivo del colegio de arquitectos de Cataluña, Javier busquets, pensó que era apropiado poner, para cubrir las tres grandes fachadas del bloque que constituye la sala de actos, unos esgrafiados de Picasso. Esgrafiados, porqué era una técnica tradicional de las viejas casas barcelonesas, desde el siglo XVII hasta principios del siglo XX y por otra lado reivindicada por el novocentismo.

A Picasso le hizo gracia la idea, y proyectó los tres frisos que componen las tres fachadas y dos composiciones murales para el interior de la sala, que en homenaje del artista, se llama sala Picasso.

La planta del bloque de construcción es trapezoidal. Dos lados largos se acercan al plano frontal, que es más corto. Esta disposición dio a Picasso la idea de componer el tema como lo hizo el escultor del friso del partenon de Atenas que, de forma procesional, arranca en la fachada occidental en los dos lados para converger en la fachada oriental. En este caso la procesión se iniciaria en las dos cales laterales hasta converger en el friso central.

De su estancia en en Barcelona Picasso recordaba la imagen de los niños barceloneses en las fiestas en la calle, como una imagen viva.

El friso central o de los gigantes, hacia el cual convergen los otros dos, es el recuerdo de dos fiestas grandes para los niños, el Corpus con la presencia de gigantes, y el domingo de ramos, cuando los niños salian con palmas y palmones.

Imagen: todosobrebarcelona.com

El friso de la senyera, situado en calle Capellans. Representa los coros de Clavé, organización de corales fundadas por Josep Anselm Clavé durante el siglo XIX con el fin de elevar la cultura de los obreros mediante la música y el canto.

Imagen: todosobrebarcelona.com

El tercer friso el de los niños, situado en calle dels Arcs, representa a una tradición muy catalana como es las sardanas, que consiste en bailar haciendo corros y subiendo los brazos. En el centro los niños que bailan y corren jugando, dándose las manos.

 

Imagen: todosobrebarcelona.com

A parte de los tres frisos exteriores, en el interior del edificio del colegio de arquitectos de Cataluña y flanqueando la sala Picasso, encontramos dos murales que diseñó Pablo Picasso.

Por una lado el muro de los arcos, vista de la ciudad a través del acueducto que dio nombre a la calle vecina. Y frente  a frente encontramos el muro de la sardana, con una gran sardana y un paisaje inmenso acabado en una cordillera, un paisaje con muchos soles donde ondean once banderas catalanas.

Imagen fluvia Ilumina

Los diseños de Picasso, dibujados en carbón a escala 1/10, sobre tela, para los frisos y los interiores, a escala mayor, fueron terminados a finales de 1960.Una ampliación fotográfica permitió llevarlos al formato definitivo. Sobre la ampliación fotográfica trabajó el experto noruego Carl Nesjar, que con un chorro de arena realizó el esgrafiado, rascando la capa de cemento claro a fin de hacer aflorar la capa de piedra negra que hay debajo.

 

Colegio oficial de Arquitectros de cataluña (COAC)

Plaça Nova, 5, 08002 Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X